miércoles, junio 06, 2007

Cervantes (parte 1)



Dejenme si estoy llorando... ah no si no es rola. jaja, ésta es la real y verdadera historia de mi vida en el colegío cervantes (donde cursé de 4to a 6to semestre de la prepa).

Aún recuerdo el día en que llegué, la primera clase era inglés, la escuela ps en si estaba medio gacha, pero ya que... la maestra ya la conocía ya que me daba clases en el instituto y ps el cambio fué instantáneo por que eran nuevas personas, nuevos lugares, y aparte el salón estaba dividido en avanzados y básicos. El purrun de ésto fué cuando empezaba la segunda clase que regresaron todos y ps yo no tenía un lugar... ya cuando ví que sobraba uno papas ahí me aperre y ps lo bueno fué que ya no me tocaba la jalada esa de presentarse a todo el salón y ps a unos ya los conocía y a otros no, se me quedaron viendo como y éste wey que hace aquí... total que fué pasando el día y ps lo que tenía que hacer era que los maestros me anotaran en las listas por aquello de las asistencias, tareas, etc, etc.

En lo que pasaban los días pues uno va agarrando confianza, conociendo a los compañeros cotorreando y ps ahi viviendo la vida.

En esa semana ps no me costó adaptarme tanto, y de hecho antes que yo se había cambiado mi compa el Fer y un grado más abajo estaba mi compa el Frank, así que ps ahí se armaba de vez en cuando reuniones leves o de vez en cuando puro despapaye.

Ps entrando ya saben todos los profes pura variedad, que si la de inglés, que el de biología (que le apodaban al mataperros, que por que abrio un perro y lo quizo operar así a la brava), el angostin (jajaja me causa gracia), Marin (el de la rondalla que le entra al chupirul), la de química (era pura vida su clase), ohhh dibujo, el excelentísimo, el güero maho, franco y más!!!! si señores, había de todo! Eso si, el coordi, (que agradable sujeto) ps salía con sus consejos para la vida, pero ps con el tiempo te das cuenta que tenía razón, plop! jaja aunque la mayor parte del tiempo no le hacían caso, ejem, así fuerón esos tiempos, que quieren que haga.

Habia de todo tipo de personajes, imaginénse nomás (ahí nomás, diría clavillazo),y cuando digo de todo, es por que había de todo como siempre los clasicos grupitos, o ciertos personajes enfermos con tenencias un poco (o bastante raras, hoy se saben muchas cosas, como llego a ser el caso de un personaje al que conoceremos como el zancudo).. ahh los escándalos, chismes, diarios de verduleras... eso era de casi diario, omitiré nombrés nomás por que me desagrada acordarme)

Todo tipo de anecdotas como aquella que les decía de díalogo de profesores, o que alguna vez en la vida llevaron maquinitas a la escuela, hagánme el chingado favor!, o los productos suntuosos de la cafeteria, achis, se pasaban de rosca. o el laboratorio, que yo creo que nomas visité un par de ocasiones y después estaba de adorno.

En 5to semestre como olvidarlo, aún traia ese ritmo del instituto y sin costarme trabajo papas, buenas notas, falsa modestía, pero sin estudiar me iba muy bien. Lo malo es que después al ver que no era motivacional el asunto ps como que llegabas a perder ritmo o el interes, nunca llegué al extremo de la ley del mínimo esfuerzo, pero había quien si la aplicaba y llegaban irse a extras, plop! eso esi era extremo.

Va , pura cosa que a la mera nade le interesa... pero ahí luego les pongo el desenlase de ésta aventura comico-magico-musical, si señoras y señores ésto aún no termina.

Saludos!

1 comentario:

Blackeagle_Italiano dijo...

Definitivamente era y creo sigue siendo un despapaye el colegio Cervantes donde a mi humilde opinion no pasaba de año el que de plano no queria jajajaja pero ps la neta gracias a esa escuela teniamos de sobra tiempo para festejar y crear ocurrencias que se quedan en la memoria y el corazon.