martes, julio 12, 2011

Observando

El domingo pasado tuve la oportunidad de visitar el museo Franz Mayer, iba a visitar la exposición del World Press Photo 2011 y pues me topé con muchas más cosas que no me esperaba.

También estaba expuesta "fonógrafos, ecos del pasado", encontré una colección bastante amplia, pero la parte que me llamo la atención fue ver la reacción de varios de los asistentes con los discos de acetato que estaban puestos en los aparatos, y cuando la señorita que daba cuerda y dejaba sonar las melodías que guardaban esos discos varios se acercaban. Me llamó la atención por que la mayoría eran personas de edad avanzada, que suspiraban, leían con encanto los títulos de los discos, exclamaban el nombre de las canciones y era como si una avalancha de recuerdas se les dejara ir por la memoria, fue una cosa realmente sorprendente.

Los discos que sonaban eran de Agustín Lara, madame Butterlfy de Puccini, Sobre las olas de Juventino Rosas, algunas piezas no tan conocidas, y había desde los tocadiscos que algún día nuestros abuelos o padres tuvieron hasta los más rudimentarios, que fueron de los primeros que existieron, me quede en la sala un buen rato viendo cada uno de los aparatos, viendo los colores, las formas, los mecanismos y a la gente que iba y que recordaba la música que alguna vez escucharon de esos aparatos.

Las cosas que me pasaron por la cabeza fueron muchas, igualmente me acordé de Regis y los discos de colores que tenía, a la fecha no he vuelto a ver unos así.

Disfruté mucho la ida al Franz Mayer, y pensar que no tenía planeado ir... disfruté igualmente el World Press Photo 2011 y las exposiciones fijas, se me fue el tiempo de manera rápida, el momento para darme cuenta de la hora fue cuando sentí hambre y volteé a ver el reloj. 

El centro de la ciudad de México es una masa inmensa que ofrece todo tipo de espectáculos, mucha variedad de comida y sobre todo mucho que ver.  He pensado sobre irse a vivir ahí, pero lo que eso conlleva a veces no es muy agradable ya que todas las marchas y manifestaciones llegan ahí, pero como pensamiento queda ahí y sigue siendo agradable.

El centro de la ciudad de México me trae recuerdos, muchos de ellos.


2 comentarios:

blackeagle-italiano dijo...

Claro que muchas cosas se vendrian a tu cabeza, siendo lo tuyo la foto!!! Que bien que lo disfrutaste, la verdad es que el centro del DF es excelente!!!

Anny dijo...

Coincido con francisco... lo tuyo lo tuyo es la fotografia... y bien valdria la pena retomarlo...
Ciertamente el DF ...es una amalgama multicolor...
Deberías hacerte de un tiempo y escaparte de nuevo para tomar fotos